Consigue 10€

¡Envío gratis en todas las suscripciones! Empezar

Qué hacer cuando un caballo no quiere caminar

Qué hacer cuando un caballo no quiere caminar

Un caballo, al igual que nosotros, también puede sufrir bloqueos que impidan su movilidad al completo. Te contamos qué hacer cuando un caballo no quiere caminar.

Te montas en tu caballo, te dispones a trotar, pero a la pierna tu caballo no responde, ¿te ha pasado alguna vez? Los caballos son animales muy intuitivos que no siempre reaccionan a ciertos impulsos por varios motivos. La insensibilidad, una posición no adecuada o incluso una alimentación incorrecta pueden ser causas de su bloqueo.

Técnicas para cuando un caballo no quiere caminar

1. Trabajar pie a tierra

 Los caballos aprenden mejor pie a tierra, ya que podemos ayudarlos con el lenguaje corporal y existe menos contacto. El objetivo consiste en hacer que el caballo aprenda a mover los pies hacia delante, hacia los lados y hacia atrás.

  • Hacia delante: si nos acercamos a la grupa por detrás, el caballo se irá lejos en señal de protesta y después se pondrá en círculo a tu alrededor. El objetivo será hacerle ir cuando se lo pedimos.
  • Hacia los lados: debe salir de nuestro espacio mientras nos acercamos a la grupa por los lados.
  • Hacia atrás: debe salir del espacio cuando nos acercamos por delante al caballo. Este gesto activa una serie de músculos para que trabaje cuando vayas a montarlo.

2. Trabajar montando

 Para enseñar a tu caballo a responder a la pierna cuando lo montas tienes que olvidar el clásico de “dar dos patadas para que camine”. En este caso puedes tocarle con la espuela o usar la fusta dándole un toquecito en el trasero, siempre con la intensidad adecuada. Si reacciona, no debemos insistir con la espuela ni presionar más con la pierna y, si no reacciona, le damos un leve toque con la fusta en la grupa de al lado. Al obtener respuesta, relajamos la pierna y no seguimos tocando con la fusta, ya que la intención es que avance sin utilizar este instrumento. La fusta se convierte en una herramienta básica cuando un caballo no quiere caminar. ¿Por qué? Porque cuando un potro no quiere moverse su madre le da un mordisquito en el trasero para que avance.

3. Tu posición

Tu posición sobre el caballo debe ser leve, con tu asiento ligero y bien adelantado, la mirada siempre hacia adelante y la pierna firme a la vez que flexible, ya que unas piernas flojas moviéndose sin control no son efectivas. La cadera y la cintura deben estar flexibles y el tronco libre de flexiones. La mano debe permanecer cerrada pero siempre suave al estar articulada por la muñeca, codo y hombro. Y siempre ha de existir un contacto, ligero o un poco más intenso según sea necesario. Recuerda que muchas veces la movilidad del caballo es un reflejo de la posición y actitud de su jinete. 

 

Ahora ya sabes qué hacer cuando un caballo no quiere caminar y, además, en Groomfy encontrarás diferentes productos enfocados al cuidado, limpieza y bienestar de tu caballo. Además, podrás elegir con qué frecuencia quieres recibirlos para que no tengas que preocuparte en ningún momento. Y con nuestras suscripciones ¡el envío siempre es gratuito!

Últimos artículos

Categorías

Español
Español